3 December 2018

#SDGsinAcademia: Centro ODS para el Objetivo 6

Dentro de la campaña de las Naciones Unidas en favor de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS), la serie #SDGSinAcademia, de la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI), describe los nuevos centros para los ODS correspondientes a cada uno de los Objetivos que se establecieron en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

3 de diciembre de 2018 - Esta semana nuestra serie #SDGsinAcademia presenta la Universidad de Manitoba (Canadá). Esta institución, que es miembro de la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI), ha sido elegida como Centro ODS para el Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Sobre el centro:

La Universidad de Manitoba consta de una comunidad de más de 29.000 estudiantes, 5.000 docentes y 3.900 personas como personal de apoyo. Está reconocida como la primera universidad del oeste de Canadá y se encuentra en la ciudad de Winnipeg. La Universidad reconoce las importantes contribuciones de los pueblos indígenas a Canadá y está entre las que destacan en el país por su intensa actividad investigadora.

Ofrece programas de estudio de alta calidad en humanidades, en ciencias y de tipo profesional, y anima a sus estudiantes de grado y de postgrado a que trabajen para mejorar sus comunidades en tanto que ciudadanos comprometidos globalmente. La Universidad participa en las iniciativas que hay actualmente en marcha para promover la sostenibilidad institucional y avanzar en los principios de sostenibilidad medioambiental, social y económica.

¿Cuál es la aportación de este centro al logro del Objetivo 6? 

La Universidad de Manitoba está haciendo investigación interdisciplinar sobre las redes hidráulicas para conseguir comunidades sostenibles y fortalecidas tanto localmente, en la provincia de Manitoba, como en Canadá. Los investigadores de la Universidad analizan tres tipos de aspectos principales relativos a las redes hidráulicas: económicos, sociales o de equidad, y medioambientales; cada uno con una perspectiva, y también con zonas coincidentes.

La experiencia acumulada por la Universidad en la gestión de la cantidad y la calidad del agua tanto a nivel regional, como de cuenca, o de explotaciones agropecuarias, contribuye a la sostenibilidad a largo plazo de la tierra, los ríos y los lagos. Los investigadores están generando nuevos conocimientos y tecnologías esenciales para sectores como la agricultura, la energía y la pesca de la provincia de Manitoba, así como para el desarrollo comunitario y los delicados ecosistemas, con el apoyo del Gobierno y de la industria.

Participando en las redes nacionales sobre el clima, los investigadores del agua contribuyen a la comprensión de los procesos físicos y a la elaboración de modelos del ciclo del agua y de la climatología extrema en varias escalas de tiempo y espacio. La elaboración de modelos de alta resolución, unidos a la experiencia en la gestión de las redes hidráulicas a nivel de explotaciones y de cuencas, reducirá la vulnerabilidad ante el cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos mediante la incorporación de tecnologías innovadoras.

Estas metodologías reducen el riesgo de inundaciones, de situaciones de sequía y de problemas graves de contaminación del agua. Las prácticas de gestión del agua sostenibles se basan en investigaciones acerca de la interconexión entre la tierra y el agua, la ingeniería del hielo de los ríos, las turbulencias, el movimiento y la dinámica de los fluidos, desarrollando los proyectos, al tiempo que la ciencia hidrológica, biológica y atmosférica. La Universidad combina su experiencia técnica sobre el agua y sobre el gasto de agua con los conocimientos indígenas.

Esto permitirá atender correctamente las necesidades crecientes de las comunidades aborígenes y las situadas en lugares remotos. Por otro lado, la mala gestión de las vías fluviales y de la calidad del agua puede dar lugar a la salinización de las tierras agrícolas, la proliferación de algas en los lagos y las inundaciones en zonas urbanas. Los investigadores están estudiando todos estos efectos adversos.

El gobierno de la provincia, la Universidad y otras partes interesadas, están trabajando en un plan integrado a largo plazo de gestión de las cuencas que refleje la diversidad del paisaje de la provincia para conservar la salud y la sostenibilidad de la comunidad de las cuencas. La Universidad ha sustituido las antiguas fuentes de agua del campus, que apenas se usaban, por llenadoras de botellas con sensores automáticos, para dar ejemplo y promover el acceso universal al agua potable.

*************************************************************************************************

El Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2018 repasa los progresos que se han producido en el tercer año de implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Dicho informe incluye un resumen que presenta los avances más destacados y las lagunas pendientes en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de acuerdo con los últimos datos disponibles, y examina algunas de las interconexiones entre los Objetivos y las metas.

En el citado resumen del Informe se señala lo siguiente acerca del Objetivo 6:

Muchas personas carecen todavía de acceso a un suministro de agua gestionado de forma segura, y a instalaciones de saneamiento. La escasez de agua, las inundaciones y la falta de una gestión apropiada del uso del agua también dificultan el desarrollo económico y social. Incrementar la eficiencia hídrica y mejorar la gestión del agua son esenciales para equilibrar las crecientes y enfrentadas demandas de agua por parte de varios sectores y usuarios.

  • En 2015, el 29% de la población mundial carecía de un suministro seguro de agua potable, y el 61% carecía de un servicio de saneamiento seguro. En 2015, 892 millones de personas seguían practicando la defecación al aire libre.
  • En 2015, solo el 27% de la población de los países menos adelantados disponía del equipamiento básico para lavarse las manos.
  • Las primeras estimaciones de los datos de 79 países con ingresos altos o medio-altos (lo que excluye a la mayor parte de África y Asia) sugieren que el 59% de todo el gasto de agua doméstica se realiza en condiciones de seguridad.
  • En 22 países, la mayoría del Norte de África y la región de Asia Occidental, así como en la región de Asia Central y Meridional, el nivel de estrés hídrico está por encima del 70%, lo que alerta de la posibilidad de escasez de agua en el futuro. En 2017-2018, 157 países contaban con un promedio de implementación de la gestión integrada de los recursos hídricos de un 48%.
  • Datos de 62 de los 153 países que comparten aguas transfronterizas, indican que el porcentaje medio de cuencas transfronterizas nacionales cubiertas por un acuerdo operativo alcanzaba solo al 59% en 2017.

*************************************************************************************************

Los siguientes recursos ofrecen información general acerca los ODS:

  • Esta completa guía de investigación de la Biblioteca de la ONU en Ginebra incluye una lista de recursos sobre cada uno de los Objetivos, con libros y artículos (algunos de ellos totalmente disponibles en línea sin coste alguno), documentos de la ONU, como resoluciones e informes, y otros recursos.
  • El Fondo de los ODS ha creado esta biblioteca virtual que posee más de 1.000 publicaciones en línea. Dichas publicaciones están clasificadas según el Objetivo que representan, su región geográfica, y su autoría, para facilitar las búsquedas. Cada publicación también se acompaña de un breve sumario que ayuda a buscar por palabras clave.
  • Esta selección de herramientas es una iniciativa promovida por el PNUD, ONU-HABITAT y el Equipo de Tareas Mundial de Gobiernos Locales y Regionales, y provee acceso a notas conceptuales, artículos, estudios de casos, recopilación de buenas prácticas y guías que proporcionan información contextual y práctica sobre los ODS.
  • Esta guía, titulada “Guía de inicio a los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, está destinada a las partes interesadas y ha sido diseñada por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés) para proporcionar una base inicial con la que implementar los ODS.
  • La SDSN también ha elaborado esta guía, titulada “Guía de inicio a los ODS en las universidades”, para ayudar a las universidades, a las instituciones de educación superior y al sector académico de Australia, Nueva Zelanda y el Pacífico a acelerar sus contribuciones a los ODS, ofreciendo orientaciones prácticas y ejemplos que inspiren actuaciones futuras.

Para saber más sobre los Centros de los ODS, visite la web de UNAI.

Si su institución es miembro de UNAI y de las actividades e iniciativas que hay en marcha en torno al Objetivo 6, contáctenos en academicimpact@un.org para hablarnos de su trabajo y permítanos conectar su universidad con el Centro ODS. ¡Trabajando juntos, haremos realidad la Agenda 2030!