3 December 2018

La ONU acoge un seminario acerca de la nueva geopolítica de la inteligencia artificial

3 de diciembre de 2018 - La División de Políticas y Mediación del Departamento de Asuntos Políticos de Naciones Unidas acogió el seminario ‘‘Nueva geopolítica de la inteligencia artificial’’, presentado por Eleonore Pauwels. Pauwels es una investigadora especializada en inteligencia artificial en el Centro de Investigación sobre Políticas de la Universidad de las Naciones Unidas y el Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson. La discusión se centró en la necesidad de una gobernanza global prudente de la inteligencia artificial.

Pauwels destacó que la comunidad internacional siente en estos momentos un trastorno por déficit de confianza hacia la inteligencia artificial, debido a sus riesgos potenciales. Este déficit podría incrementarse si los riesgos no fueran contrarrestados con una gobernanza adecuada a nivel nacional e internacional.

Las herramientas de IA pueden usarse para reducir las víctimas civiles durante conflictos, prevenir la trata de personas, abordar los problemas de inseguridad alimentaria, mejorar la medicina moderna y atender crisis humanitarias, entre otras aplicaciones. Por otra parte, como explicó Pauwels, agentes internacionales podrían usar esta tecnología con propósitos adversos, poniendo en riesgo a la población civil mediante la difusión de información errónea, ataques con patógenos o toxinas, incitación a la violencia, ataques a las cadenas de suministros, y otras acciones detestables.

Otra conclusión destacada de la conferencia de Pauwel fue el posible uso de la IA en campañas de noticias falsas. Los vídeos, archivos de sonido y fotografías falsas hiperrealistas (deepfake) pueden imitar acontecimientos y personas reales, por lo que resulta extremadamente difícil distinguir si una noticia es auténtica o falsa.

Por ejemplo, Pauwel indicó que un adversario intentando inventar una historia podría usar tecnología deepfake para crear un vídeo de un candidato político aceptando un soborno. Del mismo modo, las cuentas de redes sociales de actores famosos involucrados en política podrían hackearse mediante IA, desencadenando consecuencias potencialmente peligrosas. Además, la IA puede incrementar el uso de campañas de desinformación personalizadas destinadas a influir en el electorado. 

Además, Pauwels abordó la necesidad de garantizar la privacidad de los usuarios a medida que se multiplica la capacidad de la IA para recopilar datos en un paisaje geopolítico en continua expansión. Esto incluye datos sanitarios, financieros, genéticos, biológicos, de comportamiento y otros muchos. Pauwels subrayó su temor de que la IA y la recopilación de datos pudieran incrementar la desigualdad entre países, y alertó de que la cibercolonización estratégica es una posibilidad que puede ocurrir una vez que se haya reunido suficiente información acerca de extensos grupos de población.

En respuesta, la Universidad de las Naciones Unidas ha lanzado la plataforma ‘‘IA y Gobernanza Mundial’’, en la que investigadores, organizaciones internacionales, responsables políticos, trabajadores de los sectores privados y el sector público pueden colaborar en la gobernanza de la IA. Esta iniciativa permite que todas las partes interesadas puedan reducir el déficit de confianza hacia la IA, mientras examinan cuáles son las políticas más adecuadas para un futuro tecnológico más seguro. Pauwel mostró claramente que la expansión de la IA, y los riesgos que esto conlleva, harán necesaria una gestión firme y eficaz que salvaguarde la estabilidad nacional e internacional.

En general, la conferencia destacó el papel vital de la gobernanza y la IA. Cuanto más inclusiva, diversa y prudente sea la colaboración entre las distintas partes interesadas, mejor será la implementación de la IA a nivel mundial.