28 April 2020

INSEAD: Cómo aprovechar el poder de una comunidad mundial para abordar los retos climáticos

¿Qué puede reunir a más de 2.300 personas procedentes de más de 90 países? Tres factores: su vinculación a la Escuela de Negocios INSEAD, el reconocimiento de los desafíos medioambientales y, en particular, ¡la eliminación de los plásticos de un solo uso!

En enero de 2020, la Escuela de Negocios INSEAD, una institución miembro de la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI, por sus siglas en inglés) con sedes en Francia, Singapur, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos, llevó a cabo el primer Reto de Impacto Comunitario INSEAD. En colaboración con el Hoffmann Global Institute for Business and Society y la Asociación de Alumnos INSEAD (IAA, por sus siglas en inglés), este reto global promovido por los propios alumnos hizo un llamado a reducir o eliminar el consumo de plásticos de un solo uso durante 28 días.

Este reto pretendía unir a los miembros de la comunidad INSEAD para lograr un impacto mundial positivo, abordando tres de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: ODS 12:Producción y consumo responsables, ODS 11: Ciudades y comunidades sostenibles, y ODS 14: Vida submarina. Todas estas son cuestiones cada vez más urgentes, especialmente en el actual contexto de inestabilidad a nivel internacional.

Este reto fue recibido con gran entusiasmo, con la participación de 2.340 miembros de la INSEAD procedentes de más de 90 países. En total, lograron reducir su consumo anual de plásticos en más de 4.500 kg por año, lo que equivale a 3,7 kg por persona. Esta reducción se produjo principalmente en tres categorías: bolsas de plástico, botellas de plástico, y envoltorios.

La participación en este reto también conllevó cambios destacados en cuanto a mentalidad y comportamiento: el 73 % de los participantes afirmó ser más consciente acerca de cuestiones medioambientales y un increíble 98 % modificó sus costumbres de forma permanente. El 93 % de los participantes indicó su interés en participar en el próximo reto. A través de sus redes sociales, los miembros de la comunidad INSEAD lograron involucrar a 180.000 participantes más, cuya percepción acerca de la importancia de otras cuestiones medioambientales que nos afectan se incrementó gracias a este reto.

Es cierto que el COVID-19 ha causado enormes cambios en nuestras vidas, y que algunos objetivos sobre la reducción del consumo de plásticos de un solo uso se han aplazado por cuestiones de seguridad y salud pública. En momentos como estos, la protección de los productos garantizada por los envoltorios de plástico resulta evidente, y futuras estrategias para la reducción del uso de plásticos tendrán que tener en cuenta este factor.

Al aprovechar el poder de la comunidad mundial INSEAD, este reto transformó acciones individuales en un movimiento colectivo con un impacto global, que tiene el potencial de crecer aún más en el futuro.

Si deseas repetir este reto en tu centro universitario o tu comunidad, puedes contactar a Maria Fedorova en la INSEAD (maria.fedorova@insead.edu) para más información, y puedes consultar el informe completo sobre el proyecto aquí.