17 December 2019

Educación accesible e inclusiva para reducir las desigualdades

Hace un año la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas anunciaba la inauguración de los Centros UNAI para los ODS, instituciones miembros de UNAI seleccionadas como modelos por su experticia innovadora y su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)que sirven como recurso para las mejores prácticas de la red UNAI, integrada actualmente por más de 1.400 universidades e institutos universitarios en más de 130 países.

Aprovechamos el aniversario del lanzamiento del programa para destacar las actividades llevadas a cabo por estos Centros en los últimos doce meses y ver futuras iniciativas. En esta ocasión, en nuestra serie aniversario nos ocuparemos de la Universidad de Sídney Occidental (Australia), centro para el ODS 10: Reducción de las desigualdades.   

Sídney Occidental es una región de Australia que está experimentando rápidos cambios sociales, económicos y ecológicos, así como cambios radicales. Es el hogar de una creciente población multicultural y se le considera el centro migratorio de Australia. La Universidad de Sídney Occidental (WSU, por sus siglas en inglés) se fundó con la condición de que "contribuyese en la vida social, económica e intelectual de la zona de Sídney Occidental", y también con la idea de que fuera una universidad de relevancia a nivel nacional y mundial. El acceso a la enseñanza superior se ve, de manera general, como una forma para reducir la desigualdad y durante más de 25 años, la WSU ha estado comprometida con aumentar el acceso a la enseñanza universitaria.

Como consecuencia, hubo un aumento en el número de estudiantes de entornos no tradicionales. Entre los estudiantes con prioridad se encuentran aquellos que proceden de entornos económicamente desfavorecidos, aborígenes, de las islas del Pacífico y del Estrecho de Torres, así como refugiados y solicitantes de asilo. La institución ofrece programas académicos de alta calidad, cursos de inglés y pruebas de aptitud. Casi el 65% de los estudiantes de WSU son de hecho los primeros en sus familias en ir a la universidad.

El Centro Badanami para la Educación Indígena ofrece a los estudiantes aborígenes y del Estrecho de Torres un entorno de aprendizaje culturalmente apropiado y favorable que atiende sus necesidades, contribuyendo de esta manera al proceso de reconciliación. La universidad también ofrece programas académicos adaptados a estas comunidades, centrados en la educación y las ciencias de la salud, teniendo en cuenta sus entornos culturales.  

La idea de estos programas es fomentar las competencias educativas con una perspectiva cultural y aumentar el número de médicos en estas comunidades. Como resultado de estos esfuerzos de inclusividad por parte de la WSU, las cifras de 2018 publicadas por el Gobierno de Australia mostraron que a nivel nacional la WSU tenía la cohorte más grande de estudiantes nacionales de distintos orígenes culturales y lingüísticos, así como el mayor número de estudiantes procedentes de comunidades desfavorecidas socioeconómicamente.

La Universidad es sede del Centro Regional de Competencias en Educación para el Desarrollo Sostenible, que organiza el Desafío Juvenil de los ODS de Asia-Pacífico. En 2019 el Desafío Juvenil se centró en ODS 10: Reducir las desigualdades en los países y entre ellos, lo que se traduce en proyectos que incluyeron conferencias y talleres, limpieza de la comunidad, e innovaciones en tecnología y aplicaciones. En total, se implementaron en todo el mundo 10 proyectos de sostenibilidad dirigidos por jóvenes de Estados Unidos, México, India, Malasia, Australia y la República de Corea y en conjunto se involucraron más de 10.500 personas.

Asimismo, el Centro promovió también la exposición "Nuestro lugar, nuestra voz" para resaltar la diversidad cultural y lingüística de Australia. La exposición mostró las iniciativas de sostenibilidad de las comunidades locales, lo que les permitió contar su propia historia a través de sus fotos y lenguas.

El Objetivo 10 pretende potenciar y promover la inclusión de todos, incluyendo las personas con discapacidad, a la vez que reduce la discriminación que sufren. Recientemente la WSU tomó algunas medidas para analizar precisamente las necesidades de los estudiantes y el personal con discapacidad. La WSU incluyó un representante de este colectivo en el Consejo de Estudiantes, elaboró planes de integración académica para 1.580 estudiantes y, para finales de 2019, la universidad habrá dispuesto de casi 50.000 dólares estadounidenses para la adquisición de equipamiento destinado al personal con discapacidad. La WSU introdujo tecnología de apoyo para 240 estudiantes con discapacidad que repercuten en sus habilidades en la toma de apuntes, y el Colectivo para la Discapacidad de la WSU defendió sus derechos, a la vez que se asociaba con las organizaciones no gubernamentales a nivel local.

El Instituto de Cultura y Sociedad, que investiga las transformaciones en la cultura y la sociedad en el contexto de los cambios contemporáneos a escala global, lleva a cabo proyectos de investigación sobre los efectos de la movilidad transnacional en las transiciones de los jóvenes, el empleo para jóvenes con diversidad cultural y lingüística y el mapeo de las experiencias educativas de los estudiantes refugiados.

El Instituto tiene la diversidad y la globalización como uno de sus principales programas de investigación, destinado a explorar el impacto de la "diversificación de la diversidad" (personas relacionadas con identidades más híbridas, en lugar de con una sola, debido a la globalización y fenómenos como la adaptación cultural y la migración) investigando sus implicaciones en una amplia gama de temas tales como la educación, la vivienda y la política indígena. Esta investigación pretende crear entendimiento en torno al orden social, las identidades y las relaciones, así como conducir a una mejor gestión de la diversidad y su impacto en la vida cotidiana.

En 2019 la Universidad anunció inversiones en dos nuevas iniciativas de investigación. La primera, Transformar la Educación Temprana y la Salud Infantil, busca garantizar que ningún niño vea su potencial limitado por el entorno en el que nace y vive. La otra, el Centro de Investigación para Jóvenes y Resilientes, tienen el propósito de fortalecer la resiliencia de los jóvenes y sus comunidades locales, permitiéndoles participar plenamente en la vida social y económica. 

La WSU celebra el primer aniversario de Centros UNAI para los ODS y espera poder continuar apoyando la labor de UNAI a través de la investigación, el aprendizaje, la participación y el empoderamiento.

Para saber más sobre los Centros de la iniciativa UNAI para los ODS, incluida la Universidad de Sídney Occidental, visite esta página.